Alimentación en el comedor escolar: para que la comida sea como la de casa, tiene que estar hecha en casa

Ya sabemos de sobra la importancia que tiene la nutrición para la salud tanto de grandes como de peques, algo que desde la Organización Mundial de la Salud (OMS) no se cansan de repetirnos. Y con razón. Y es que unos hábitos adecuados de alimentación junto a la realización de ejercicio diario moderado son indispensables para llevar una vida sana y para el bienestar general de las personas. Si no se siguen estas recomendaciones, acaba pasando lo inevitable, aumentan los casos de sobrepeso y obesidad en etapas escolares. ¡Una cuestión de salud pública!

El secreto está en el equilibrio

En Nevers sabemos cómo cuidar la alimentación del alumnado desde la infancia hasta la adolescencia, por eso cocinamos en el propio centro hacemos tanto hincapié en estos dos pilares. Partimos de la base de que la dieta equilibrada ha de ser la mejor apuesta en todos los menús que ofrecemos en nuestro comedor; menús con productos frescos, variados y de temporada que se encarga de elaborar Ausolan, empresa experta en nutrición desde hace más de 45 años.

Para lograr ese equilibrio tenemos presente que el aporte calórico tiene que ser el 35% de las calorías necesarias a lo largo del día, y que productos tan básicos en nuestra gastronomía, como aceite de oliva, las frutas y los lácteos, los vegetales y tanto la carne como el pescado no falten a diario en la mesa de nuestro centro.

Para hacer los menús atractivos al alumnado hay que llenar de color y de sabor pero siempre a través de un consumo equitativo de los distintos alimentos. Trabajamos para que los alumnos del colegio adquieran en cada comida el 50% de vitaminas mediante verdura, legumbres y frutas; un 30% de hidratos de carbono, tan importantes para tener días activos llenos de energía; y un 20% de proteínas que nos ofrecen los huevos, el pescado o la carne.

Jantokia nevers

Menús caseros y variados

Por eso nos comprometemos a cocinar como en casa, con todo el cariño y conciencia que, seguro tú tienes a la hora de preparar los menús para los tuyos. No utilizamos comida precocinada de ningún tipo, todo lo preparamos en los fogones del colegio con las garantías higiénicas y sanitarias necesarias para que se trate un buen menú casero.

¿Y respecto a la variabilidad de los menús? Sin duda alguna no habrá tiempo de aburrirse, ya que la planificación permite ser creativos y no aburrir. Todos los productos están perfectamente medidos y con todas las técnicas de preparación que nos permiten nuestras instalaciones.

A comer también se aprende

Tenemos la intención de que la comida sea parte de la educación de los alumnos y alumnas, convertirlo en una materia que se puede disfrutar tanto dentro como fuera de las aulas, saboreando los días al máximo.

Además, el alumnado de las edades más tempranas tiene una atención especial con su propio comedor dentro del servicio de guardería. Siempre con las mismas garantías, asegurando una correcta alimentación para todas las etapas desde la infancia hasta la adolescencia.

Aprender a comer nevers

¿Conclusión?

¡A comer bien se ha dicho! La alimentación es algo con lo que tenemos que vivir toda la vida, por lo tanto desde que somos conscientes de nosotros mismos tenemos que aprender a conocer nuestro organismo y a cuidarlo. De ese modo la comida nunca será una causa de malestar o de enfermedad.

Así que ya sabes, si eres aita o ama créenos que los alumnos y alumnas comen como en casa. Si quieres conocer qué es lo que toca cada día, siempre te ponemos a disposición los menús, que puedes consultar aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *