Nevers Ikastetxea, una sociedad cooperativa de madres y padres

Como no podía ser de otra manera, en Nevers Ikastetxea la colaboración activa tanto de las madres como de los padres de nuestro alumnado es algo fundamental para el buen desarrollo del centro y en consecuencia, un óptimo aprendizaje del mismo.

Ya en 1977 la intervención de las familias en el devenir del colegio se intensifica y es en 1982 cuando nace la Sociedad Cooperativa de enseñanza Nevers. Desde ese momento histórico no hemos dejado de crecer siempre bajo los valores comunitarios de buena convivencia y de la relación mutua entre progenitores y profesores.

Siempre pensando en el interés de las familias y de los y las peques

Podemos decir con orgullo, que a día de hoy seguimos en la vanguardia educativa en este sentido. Abogamos por que la orientación educativa del alumnado debe recaer no sólo en el cuerpo docente y el personal del centro, si no también en los padres y las madres, que son quienes eligen un determinado modelo educativo y quienes tienen conocimiento de sus necesidades.

Es vital mencionar que el objetivo primordial es aportar una mejor información, ofrecer consejos y apoyo mutuo para solventar cualquier problema que se presente, proponer distintas actividades tanto formativas como lúdicas, aclarar ideas y conceptos y ante todo, construir un espacio de diálogo común, muy necesario en un centro educativo.

Esto permite que en Nevers Ikastetxea siempre estemos abiertos a la reflexión y a los posibles cambios necesarios que acontecen. No podemos obviar que si el esfuerzo es bidireccional, el alumnado saldrá doblemente reforzado, algo que las sociedades futuras, desde luego, sabrán apreciar.

Al fin y al cabo, en cada caso y en cada casa, existen realidades diferentes que hay que saber entender y poner en común. De hecho, el seguimiento académico mismo de cada alumno y alumna depende en gran medida de la fluidez en la comunicación entre el profesorado y la familia.

Un modelo beneficioso para todas y todos

El modelo cooperativo en el sector educativo es siempre una buena a opción a tener en cuenta, pero es que además en nuestro caso, llevamos décadas  llevando a cabo un tipo de educación reglada donde los padres y las madres tienen mucho que decir, opinar y proponer. Como comentamos en esta entrada de blog anterior, los beneficios de ser una cooperativa de madres y padres son muchos, de los que se pueden extraer las siguientes conclusiones:

  • Permite intercambiar opiniones familias-centro con más fluidez.
  • Hay un mejor supervisión financiera y organizativa.
  •  Se toman decisiones estratégicas sostenibles en el tiempo.
  •  El modelo educativo evoluciona y se adapta con las familias.
  • Se conocen las realidades de las familiar y trabajar para satisfacer sus necesidades.

Si quieres conocer más acerca de nuestro modelo educativo o de nuestra forma de hacer las cosas como cooperativa educativa perteneciente a madres y padres, no dudes en ponerte en contacto con nosotras y nosotros.

¡Siempre estamos de puertas abiertas!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *